Reseña | Sueños de piedra de Iria G. Parente y Selene M. Pascual

10 nov. 2015



Título: Sueños de piedra.
Autoras: Iria G. Parente y Selene M. Pascual.
Páginas: 569
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Editorial: Nocturna ediciones.
Precio: 16,50 €
Publicación: Septiembre de 2015.
ISBN: 978-84-943354-7-1
Serie: ---


SINOPSIS

Érase una vez un reino muy, muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros. Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad. En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta... y del recuerdo del hombre al que ha matado. Érase una vez...





OPINIÓN

Creo que hago bien en decir, y no voy a fallar, que este libro, era una de las novedades más esperadas del año. Por ello, tenía muchísimas expectativas con él. Además había escuchado maravillas de su anterior libro, Alianzas, el cual yo tengo en mi estantería y aún no me he atrevido a leer,  por lo que mis expectativas subían y subían sin que yo pudiese hacer nada para evitarlo. Por suerte, puedo decir que las ha alcanzado, y superado con creces. Además, tuve el honor de conocerlas en la firma que hicieron en mi ciudad y bueno, después de aquello, no tenía otra opción que leérmelo sí o sí.


El error de los que sois como tú, los poderosos, es que siempre dais por hecho muchas cosas. Creéis que ser más ricos o tener una mejor situación os hace mejores que al resto y que, por tanto, vuestra opinión y decisiones valen más que las de cualquiera. 

Sueños de piedra nos cuenta la historia de dos personajes principales: Lynne y Arthmael, dos personas muy diferentes en casi todo, desde su clase social hasta su manera de ser y ver la vida. Lynne lleva encerrada en un prostíbulo desde que era una niña cuando su padre murió. Lo único que desea es poder salir de allí y ser una buena mercader como su progenitor. Quiere poder elegir por ella misma, vivir su vida y no vivir a la sombra de ningún hombre. Por eso está dispuesta a hacer cualquier cosa por marcharse. Arthmael es el típico heredero caprichoso, que nunca se tuvo que preocupar de nada y ahora ve que su trono peligra, cuando su hermano bastardo aparece reclamándolo. Para demostrarle al rey y al pueblo de Silfos que es alguien que se merece la corona, decide abandonar palacio y vivir aventuras: salvar damiselas en apuros, luchar contra dragones... Los dos, no quieren ir juntos, discuten todo el rato y no se aguantan, pero cuando se encuentran con Hazan, un joven mago convertido en rana por error que quiere conseguir una medicina para su hermana enferma, ninguno duda en ir con él, aunque cada uno por diferentes motivos.


Cada vez que oigas esa voz, yo... hablaré más alto para acallarla. Por cada cosa horrible que te diga, yo te diré dos buenas. Algún día serás una gran comerciante y yo no podré decirte nada que no sepas. Pero hoy, ahora... te recordaré que eres importante. 


Cuando empecé este libro, ya en el primer capítulo me enamoré de la historia y me enganché más y más en cada capítulo. No había llegado ni a la página 50 y estaba deseando saber más y aguantando el llanto por todo lo que le pasaba a Lynne. Creo que a pesar de todo, es un personaje fuerte y decidido, que lucha por ser ella misma, que no quiere que el miedo la atenace, y que lo único que desea es saborear la libertad. Sufría viendo como en ella despertaban sentimientos hacia sus dos acompañantes de viaje y que eso a ella le aterraba, puesto que creía que no podía querer a nadie. Las autoras han hecho un gran trabajo reflejando el tema de la prostitución, poniéndolo desde un punto de vista que te hace pensar. Por eso, inevitablemente le cogí un cariño inmenso, y no me pude sentir más orgullosa de ella al final. Y por otro lado está Arthmael... Al principio era un capullo sin remedio y un machista de tres pares de narices, pero es, posiblemente, el personaje que más evoluciona a lo largo de la novela. Por ese gran cambio, se ha convertido en uno de mis personajes masculinos favoritos de toda la historia, porque sí, tenía que madurar y lo hace, y pese a que siempre le dieron todo hecho, tiene un corazón tan grande que no le cabe en el pecho. Me hizo reír, me hizo enfadar, llorar... Y ningún personaje consiguió hacerlo de la misma manera que él. Después está Hazan, un personaje que es la dulzura y ternura personificada. Me encantó la inocencia que desprendía en cada una de sus palabras, y que aún así, en muchas ocasiones, fuese más astuto e inteligente que Lynne y Arthmael. Y creo que me gustó tanto, porque contrastaba muchísimo con algunos personajes llenos de maldad que aparecían a lo largo de la novela.


Odio las despedidas. No recordaba lo que eran y ahora desearía no haberlo recordado nunca. Aunque despedirse con pesar significa que has encontrado algo lo suficientemente importante como para no querer despedirte de ello.

Si no os gusta mucho la fantasía es cierto que os puede echar hacia atrás en un principio, pero os puedo asegurar que cualquier cosa que os encontraréis en las hojas de esta novela valdrá la pena. Iría y Selene no solo han conseguido crear un mundo tan increíble como Marabilia y unos personajes impresionantes, sino que también han creado una historia para recordar, en la que aprenderemos a soñar, a luchar por lo que creemos que es lo justo y a no dejarnos vencer en ningún momento.

Sueños de piedra se ha convertido sin duda en uno de mis libros favoritos, ya por su crudeza a la hora de narrarnos su historia, sin ningún tipo de tapujos, o bien por los personajes tan bien estructurados. Os aseguro que estará en el Top 10 del año.


2 comentarios:

  1. Hola!
    No paro de oír hablar genial de este libro, a todo el mundo le encanta!! Espero poder hacerme con él pronto para leerlo.
    Un beso ^-^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedo asegurar que no te decepcionará.

      Un beso!

      Eliminar