Reseña | La felicidad debe de ser algo así de Jennifer E. Smith

31 may. 2016

Título: La felicidad debe de ser algo así.
Título original: This is what happy looks like.
Autora: Jennifer E. Smith.
Páginas: 404
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Editorial: Suma de letras.
Precio: 17 €
Publicación: Febrero de 2014
ISBN: 978-84-8365-578-8
Serie: ---



SINOPSIS


Cuando la estrella de cine Graham Larkin envía por error un e-mail a Ellie O'Neil, los dos adolescentes de 17 años comienzan una correspondencia divertida y tierna en la que comparten detalles de sus vidas, esperanzas y miedos a pesar de que viven en lados opuestos de Estados Unidos y nunca se han dicho siquiera sus nombres. Entonces Graham decide que la ciudad de Maine donde vive Ellie es el sitio perfecto para rodar su última película y llevar su relación online al terreno personal. Pero ¿puede una estrella como Graham comenzar una relación con una chica corriente como Ellie? Y ¿cuál es el secreto que guarda Ellie y que le hace querer evitar a toda costa los focos de la fama?




OPINIÓN

Jennifer E. Smith me conquistó con su novela La probabilidad estadística del amor a primera vista (sí, los títulos de esta mujer son muy cortos, como podéis ver), y esta novela de la que vengo a hablaros hoy, llevaba bastantes meses en mis estanterías, así que me animé con ella. La portada y el título indicaban que iba a ser un libro romántico, de esos que parece que te inyectan directamente en vena todo el azúcar del mundo, pero para mi sorpresa, y alegría, no fue así.

La vida de dos adolescentes se cruza por error. Graham, un joven actor muy famoso, le manda un correo electrónico a Ellie, una adolescente de la costa. Desde entonces, empiezan una estrecha relación de "amigos por correspondencia", donde solo saben lo que les cuenta la persona que está al otro lado de la pantalla.

Esta situación, aunque se pueda considerar realista, todos sabemos que es prácticamente imposible que suceda. Pero creo que es muy original, pues no he encontrado nada parecido en la literatura juvenil.


Fue exactamente como había pensado que sería, como la primera vez y la millonésima todo en uno, como estar completamente despierto y como perder el equilibrio. Solo que esa vez no era solo él, esa vez estaban perdiendo el equilibrio juntos.


Quizás, lo que más me gustó de la novela, es la forma en la que la autora trata la relación de los dos adolescentes. Supo crear a dos personajes muy creíbles, personas normales al fin y a cabo, y consiguió evitar situaciones irreales y clichés. Graham desde el principio se muestra con Ellie tal y como es: dulce, amable y gracioso. Ella tiene un trasfondo un poco más complicado, pero también con un gran corazón y ese punto dulce, que le hizo ser una muy buena protagonista.

Podríamos decir que ellos son los dos únicos personajes, pues el resto, la mejor amiga de Ellie, su madre, el representante de Graham, sus padres... apenas son trascendentales. Están ahí porque sí, porque deben estar. Y quizás ese sea el único punto en el que la novela me decepcionó. En cada libro que leo, suelo buscar unos personajes secundarios que me engatusen, que me hagan sentir algo, y aquí no los he encontrado por ningún lado.


No se había dado cuenta de lo mucho que podía significar tener a alguien con quien hablar de esa manera, no se había dado cuenta de que aquello podía tratarse de una especie de salvavidas y de que, sin eso, no habría nada que lo rescatara si empezaba a hundirse.


Otro detalle que me ha gustado mucho, es que al principio se nos dejan unos cables sueltos, que hasta el final de la novela no se resuelven. Y digo que me ha gustado, porque este tipo de novelas se suelen centrar tanto en la relación de los protagonistas, que no le dan importancia al resto, pero aquí la autora se la ha dado.

En cuanto al tema de la fama, creo que yo no lo hubiese llevado mejor. Habla de ello con suma sinceridad, y ha conseguido que yo lo pasase mal en algunas situaciones por el acoso de los paparazzi. Graham era criticado y juzgado a cada movimiento,  aunque al menos, había algo de respiro entre capítulo y capítulo.



En definitiva, La felicidad debe de ser algo así, ha sido un libro entretenido y adorable. Quizás no sea la mejor historia de amor de la historia, o el protagonista más guapo de todos, pero consigue quedarse con un pedazo de corazón. La autora tiene una forma de escribir muy natural, lo que conseguirá mantenerte enganchado en cada momento.


Reseña | Electro de Javier Ruescas y Manu Carbajo

18 may. 2016


Título: Electro.
Autores: Javier Ruescas y Manu Carbajo.
Páginas: 319
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Editorial: Edebé.
Precio: 13,50 €
Publicación: Octubre de 2015
ISBN: 978-84-683-1629-1
Serie: Electro #1


SINOPSIS

A sus diecisiete años, Ray sueña con marcharse a la universidad y salir de Origen, el pueblo en el que ha crecido. Pero una mañana, al despertar, descubre que el mundo que conocía ha dejado de existir. No queda nadie: ni sus padres, ni sus amigos, ni sus vecinos, y en esta nueva realidad los humanos ya no son las criaturas más poderosas del planeta. ¿Qué ha sucedido? ¿Dónde está todo el mundo? ¿Por qué parece que han pasado años desde la última vez que se fue a dormir?

Para sobrevivir, Ray deberá confiar en Eden, una joven fugitiva curtida en la batalla cuyo corazón depende de energía externa para seguir latiendo. Guiados por misterioso diario, emprenderán juntos un viaje lleno de peligros en busca de respuestas sin saber que algunos secretos es mejor que permanezcan enterrados para siempre...




OPINIÓN

Desde que anunciaron la publicación de esta novela, tenía muchísimas ganas de leerla, y más sabiendo de qué trataba. Javier Ruescas es un autor que me encanta, y cuando vi que la escribió junto con Manu Carbajo, no pude resistirme a leerla, pues quería ver qué surgía de esta historia a cuatro manos.

Electro empieza presentándonos a Ray, un chico que un día como otro cualquiera se despierta en su habitación, pero se da cuenta de que algo va mal. No sabe dónde está su madre y su barrio está completamente destrozado. Parece ser el único superviviente de esa catástrofe, por lo que decide empezar a buscar respuestas. Nada más salir de su casa, en el patio, encuentra un diario en el que probablemente encuentre esas respuestas que busca. Un tiempo después, se encuentra a Eden, una humana que depende de energía externa para que su corazón siga latiendo. Ray y Eden compartirán el viaje, y se adentrarán en un mundo desconocido.


La felicidad es un derecho, no una opción. 


En cuanto a los personajes, tengo que admitir que ha sido la parte que más floja me ha parecido. No he conseguido conectar con ninguno de ellos. Ray me gustó bastante, pero sentía que muchas veces pecaba de impulsivo e irracional. Por otro lado, Eden también me gustó, pero en múltiples ocasiones conseguía descolocarme y me hacía dudar de cómo actuaría, lo que no me resultó muy agradable. Igualmente, supongo que en el resto de las entregas conoceremos un poco más de ellos.

El mundo creado por los autores me ha fascinado.  Que las personas dependan de baterías para poder seguir viviendo y el nacimiento de nuevas criaturas me ha parecido muy original y me he quedado con ganas de más. La ambientación que consiguen crear los dos autores es magnífica y consiguen situar todo de una manera muy sencilla. Realmente consigues imaginarte todo lo que te están describiendo y, al menos yo, me sentí como si estuviese yo misma dentro de la historia siendo uno de los personajes.



Dicen que después de la tempestad, llega la calma. Lo que no dicen es que, después de la calma, se esta el infierno.



Algo que me sorprendió fue la prosa de loa autores. A pesar de ser la primera vez que escriben juntos un libro, no he sido capaz de identificar qué parte hizo cada uno. Creo que ambos se compaginan increíblemente bien, y eso ha conseguido que el libro resultase más ameno y sencillo de leer, y me enganchase a cada una de sus páginas.

Pero no puedo acabar esta reseña sin hablaros de su final. ¡Menudo plot-twist! No me imaginaba para nada que acabase como lo hizo. Fue un final muy bueno, y que deja muchas preguntas nuevas para la segunda parte.


Electro ha sido un inicio de trilogía bastante fuerte. Contiene grandes dosis de acción, intriga y misterio. Sus autores consiguen mantenernos enganchados a sus páginas, y que tras acabar Electro, necesitemos Aura inmediatamente. Espero que en las siguientes entregas consigan mejorar los pequeños detalles que no me han convencido.


IMM | Abril 2016

3 may. 2016

¡Hola, hola! Antes de nada, y como viene siendo costumbre últimamente, quiero pediros perdón por tener el blog bastante abandonado. Este último trimestre me está agobiando un poco y cuando tengo tiempo libre lo único que quiero hacer es dormir o simplemente tumbarme en la cama. Aún así, y como os lo merecéis, os prometo que me voy a poner al día. Y empiezo con el In My Mailbox del mes de abril. Como veréis a continuación, es bastante grande, pues ha sido mi cumpleaños y hay muchos regalos. No quiero que se os haga muy largo, así que ¡empecemos!


Empiezo enseñándoos los libros que me compré para clase. La metamorfosis de Kafka, que es el único que no he leído todavía, así que no os puedo decir gran cosa de él, pero tengo unas ganas inmensas de ponerme con él, y más desde que leímos el primer párrafo en clase de Literatura Universal. 

El siguiente es La vida es sueño de Calderón de la Barca, un libro que me costó bastante entender, pero cuando lo conseguí me fascinó. Cuenta con dos tramas, y ambas me gustaron mucho. Igual os traigo pronto una reseña.

Y el último es para mi clase de Gallego, y se llama Non hai noite tan longa de Agustín Fernández Paz. Todo lo que escribe este autor me gusta, por lo que cuando me puse con este libro tenía bastantes expectativas. Por desgracia no las cumplió todas, aunque me gustó bastante. Pronto os traeré reseña, os lo prometo.



Continúo con los dos primeros libros que me regalaron por mi cumpleaños. Passenger de Alexandra Bracken es un libro que desde que salió me llama la atención. No sólo por su magnífica portada, sino también por la sinopsis. Además así me animo a leer más en inglés.

El siguiente es Aristotle and Dante discover the secrets of the universe de Benjamin Alire Saenz. No he dejado de leer cosas buenas sobre este libro, y no me pude contener. Se lo pedí a mi madre y una semana después estaba en casa. Aún no me he puesto con él por falta de tiempo, pero en verano será de los primeros en caer.



Sigo con dos libros que me regaló mi hermano. Son El fin de la homofobia de Marcos Paradinas, y La analfabeta que era un genio de los números de Jonas Jonasson. No he leído ninguno de los dos, pero tengo muchísimas ganas y espero ponerme con ellos muy pronto.



Bittersweet de Melanie Rostock es un libro que me regaló mi amigo Abel el día de mi cumpleaños. Tengo muchísimas ganas de leerlo, pero como últimamente leo muchísima romántica quiero salir un poco de ese género y leer otras cosas. Igualmente, os aseguro que será de los próximos en caer.



33 razones para volver a verte de Alice Kellen era un libro que esperaba con todas mis fuerzas desde que la autora anunció que iba a publicar una nueva novela. Y mi amiga Eva lo sabía y esperó hasta que salió para poder regalarmelo. Ya lo he leído y os dejo aquí la reseña, porque se ha convertido en uno de mis libros favoritos.


Y por si no fueran pocos libros, a los pocos días Javi de El ladrón de historias me avisa de que gané el concurso que estaba abierto en su blog para ganar un ejemplar de Soldado de Rubén Boo. Si os digo la verdad, no tengo ni idea de qué va, pero Javi dice que está genial así que me fiaré de su criterio.


Para acabar con los libros, este mes me autorregalé Aura y Némesis, la segunda y tercera parte de la trilogía de Electro de Javier Ruescas y Manu Carbajo. El primer libro me gustó mucho (pronto os traeré reseña), y tenía muchas ganas de leer los siguientes. Aún no lo he hecho, pero lo haré pronto porque los autores vienen este mes a mi ciudad y quiero tenerlos leídos.


Continúo con las películas que me regaló mi amiga Laura por mi cumple: Ahora me ves, que es de mis películas favoritas, Quantum of Solace, que aún no la he visto pero sale Daniel Criag así que tiene que ser buena, y Asalto al poder, que me la regaló porque sabe que tengo una ligera obsesión con Channing Tatum.


Mi mejor amiga María me regaló otra de mis películas favoritas: Las ventajas de ser un marginado. Llevaba muchísimo tiempo detrás de ella en DVD pero siempre estaba muy cara, así que gracias a María por comprármela.


Mi amiga Ana y yo somos unas auténticas fanáticas de Glee y cómo no, me tenía que regalar algo relacionado con esa serie. Es uno de los conciertos que dieron, y hemos quedado en que lo vamos a ver juntas para poder fanguirlear. ¡Lo estoy deseando!


Y por último (por fiiiiiin), la prima de mi madre me regaló el último cd de The Vamps, Wake up. Es un grupo que me gusta mucho y tenía ganas de tener este cd. Mi canción favorita, sin ninguna duda es  Volcano.


Y hasta aquí el inmenso In My Mailbox. No estoy acostumbrada a tener que enseñaros tantas cosas. Lo siento si se os ha hecho demasiado largo. ¡Espero que os haya gustado! Nos leemos en los comentarios. ¡Un beso!